Accès rapide :

El primer representante oficial de Francia en Hong Kong era… estadounidense.

Christian Ramage - 13 octobre 2014

Partager

Partager

Toutes les versions de cet article : [English] [Español] [français]

El primer embajador de Francia en China, el barón Alexandre Forth-Rouen, instalado en Macao desde enero de 1848, observó el papel creciente de Hong Kong en Extremo Oriente. Rápidamente consideró que se hacía necesario poder disponer de forma permanente en la colonia inglesa de un agente que pudiera encargarse de ese trabajo de observación. La persona elegida fue Georges-Louis Haskell, un comerciante… estadounidense.

Hong Kong : un puesto de observación ideal

A principios de la década de 1840, la Compañía Británica de las Indias Orientales se estableció en la isla de Hong Kong para comerciar desde ahí con China y hacerle la competencia al puerto chino de Cantón y al de Macao, en manos portuguesas desde el siglo XVI. Más tarde, como consecuencia de la primera Guerra del opio, la isla fue cedida a Inglaterra en 1842 por el tratado de Nankín.

El puerto de aguas profundas de Victoria, al norte de Hong Kong, conoció entonces un rápido desarrollo, acaparando el tráfico marítimo que se dirigía a China pero también el que procedía del Imperio del Centro, que exportaba té, sedas, porcelanas y objetos chinescos cada vez más demandados por los occidentales.

L’île de Hong Kong en 1840

Los diplomáticos franceses destinados en Cantón o en Macao vigilaban de cerca la expansión de aquel comercio marítimo y el aumento de la influencia inglesa en Asia. Por ello, acudían a menudo a Hong Kong para hacer inventario de los barcos de todas las nacionalidades que hacían escala en el puerto y para anotar la naturaleza de la carga que transportaban, que, en el caso de los buques ingleses, a menudo se componía de fardos de opio procedentes de las Indias.

Precisamente para efectuar ese trabajo de observación, el embajador Alexandre Forth-Rouen abogó, en una carta enviada al ministro de Asuntos Exteriores el 15 de julio de 1848, por nombrar a un agente consular, es decir a un cónsul honorario, en Hong Kong : « …además, al ser Hong Kong el punto de llegada y de partida de los baúles de Europa, sería una gran ventaja que nuestro agente consular estuviera basado en este punto central de llegada y expedición de la correspondencia entre la estación naval y el Ministerio de la Marina y entre el Departamento de Asuntos Extranjeros, la delegación de Cantón y la agencia de Shanghái ».

La lettre de l’ambassadeur Alexandre Forth-Rouen envoyée au ministre des Affaires étrangères (cliquez sur l’image pour l’afficher au format pdf)

"Ha vivido durante mucho tiempo en Francia y habla perfectamente francés"

El primer agente consular de Francia en Hong Kong, cuya elección justificaba Forth-Rouen en un despacho del 21 de junio de 1849, fue George-Louis Haskell :

« Súbdito estadounidense y socio de una de las primeras empresas estadounidenses en Hong Kong, ha vivido durante mucho tiempo en Francia y habla perfectamente francés. Hay establecidos en la colonia dos pequeños mercaderes franceses, pero ninguno de ellos estaba a la altura de ser investido de un carácter oficial »

Una precisión interesante que muestra que unos diez años después de la fundación de Hong Kong ya se habían instalado dos mercaderes franceses. Pero Forth-Rouen opinaba que carecían de las cualidades requeridas en un agente consular. En otras palabras, y en un lenguaje menos diplomático, significaba que lo más probable es que estos dos mercaderes fueran unos rufianes…

Georges-Louis Haskell trabajaba para dos empresas comerciales estadounidenses establecidas en Hong Kong. La primera era la compañía de corretaje marítimo Williams Anthon & Cie, « considerada en Hong Kong como una de las más respetables y por cuyos miembros se tiene una alta consideración personal ». La segunda empresa comercial para la que trabajaba Georges-Louis Haskell se llamaba Bush & Cie.

El 26 de agosto de 1849, el ministro de Asuntos Exteriores, atendiendo a los argumentos del barón Forth-Rouen, nombró a Georges-Louis Haskell, ciudadano estadounidense, primer representante oficial de Francia en Hong Kong. Ocupó el cargo durante siete años y después se marchó de Hong Kong, en 1856, para instalarse en Singapur. Después, varios agentes consulares se sucedieron hasta 1862, año de la apertura del consulado de Francia en Hong Kong y Macao y de la llegada del primer cónsul de carrera, Ernest-Napoléon Godeaux.

Une carte de Hong-Kong en 1841, par Edward Belcher

Partager

Partager

752 vues


Mot-clé :

Publier un commentaire

modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message


MENTIONS LÉGALES & INFOS PRATIQUES

Tous droits réservés - Ministère des Affaires étrangères et du Développement international - 2017