الوصول السريع :

Instantáneas diplomáticas: recuerdos de Somalia (Parte 1)

Emmanuel Besnier - مقديشو، الصومال - 12 حزيران (يونيو) 2014

شارك

شارك

كل اصدارات هذا المقال: [English] [Español] [français]

Una misión de rutina en Somalia.

4h30: despertar.

6h30: despegamos de Nairobi.

9h30: llegada a Mogadiscio, a bordo de un pequeño bimotor de la Unión Europea.
Bienvenida al aeropuerto de Mogadiscio. Pega el sol. La brisa marina hace más soportable el calor húmedo. Frente al terminal, el océano Índico. En la pista, aviones civiles, helicópteros ucranianos afretados por la ONU, un avión de transporte militar. Bordeando la pista de aterrizaje, las instalaciones de las Naciones Unidas y de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM).

Ruinas de la antigua embajada de Francia en Mogadiscio

Desde 1991 y el cierre de nuestra embajada en Mogadiscio, la embajada de Francia en Nairobi tiene encomendado el seguimiento de la situación somalí.

Es mi 32ª misión en el país, suficiente para tener algunos recuerdos.

Programa de hoy: reuniones con los representantes de las Naciones Unidas y cita con Fatiha Serour, representante especial adjunta para Somalia del secretario general Ban Ki Moon. Pasaremos revista a las últimas evoluciones políticas y de seguridad de un país que lleva más veinte años en guerra, donde una parte del territorio sigue estando controlada por la milicia Al Shabaab, vinculada a Al Qaida.

Reuniones de rutina para un diplomático, como ocurre a diario en todo el mundo. Pero aquí, se conversa detrás de un doble recinto de bastion walls y alambradas, protegidos por guardias armados.

Abril de 2011 – Mogadiscio sigue dividida

Me subo a un convoy blindado de la AMISOM con un colega de la Unión Europea (UE). Con el casco y el chaleco antibalas puestos me digo que tengo un trabajo realmente formidable. Hace un año estaba destinado en Tokio...

A travers les rues de Mogadiscio, dans un blindé de l’AMISOM

Vamos al campamento donde se encuentran los soldados somalíes recién formados en Uganda por la UE, y Francia en particular, en el marco de la operación EUTM-Somalia. La constitución de un auténtico ejército nacional es una de las condiciones para lograr la estabilidad del país y restablecer el Estado de derecho. La UE tiene un papel determinante en este aspecto. Caminamos por las dunas hasta llegar al fortín del contingente burundés de la AMISOM, a la salida de la ciudad. No se puede ir más lejos. Al Shabaab, que controlaba entonces la mitad de Mogadiscio, podría estar a menos de un kilómetro.

Un año después, junto a un colega que venía de Nueva York, recorrimos con la AMISOM el centro de Mogadiscio reunificado, prácticamente liberado de Al Shabaab tras duros sacrificios de las fuerzas de la Unión Africana y las tropas gubernamentales. La AMISOM es una de las operaciones de mantenimiento de la paz más difíciles del mundo, punta de lanza de la lucha contra Al Shabaab en el centro y sur del país, y actor esencial de la estabilización de Somalia. Francia es uno de sus socios principales.

Septiembre de 2011 – Puntlandia, territorio frágil

Nuestro avión se desliza por encima de las montañas negras de Al Madow e inicia el descenso a Bosaso, en la costa del golfo de Adén, región autónoma de Puntlandia, al norte de Somalia. El ministro de Hacienda nos recibe en su despacho, desde el que se dominan las aguas turquesas del puerto, donde varios veleros esperan su carga. Si el ministro se ha instalado aquí y no en la capital regional, Garowe, es para vigilar mejor el tráfico portuario, principal fuente de ingresos del Gobierno de Puntlandia. En realidad, el puerto es apenas mayor que un puerto pesquero bretón, y el presupuesto anual de Puntlandia es de sólo 30 millones de dólares. Es un territorio relativamente estable, pero también se ve afectado por la criminalidad.

Bosaso, a orillas del golfo de Adén, región autónoma de Puntlandia, al norte de Somalia.

La piratería, por supuesto, y también diversos tráficos, en particular de seres humanos. Bosaso y sus alrededores es un punto de confluencia de los circuitos de inmigración hacia la península arábiga y más allá. La representante del Alto Comisariado de Refugiados nos lleva a un campamento de desplazados internos: como es habitual en Somalia, la inmensa mayoría son mujeres y niños. Los conflictos o la sequía los han echado de su tierra y algunos esperan un pasaje para Yemen. Chicas muy jóvenes esperan con sus bebés delante de un dispensario. ¿Qué edad tendrán? Me dicen que casi todas las chicas ya son madres a los 16 años.

Bosaso, la punta del cuerno de África

للاستزادة

شارك

شارك

637 عدد المشاهدات


كلمة أساسية :

انشر تعليقا

مراقبة استباقية

هذا المنتدى مراقب استباقياً: لن تظهر مشاركتك إلا بعد التصديق عليها من قبل أحد المدراء.

من أنتم؟
مشاركتك


شروط الاستخدام ومعلومات عملية

جميع الحقوق محفوظة - وزارة الشؤون الخارجية والتنمية الدولية - 2019