Accès rapide :

La inspección general examina con lupa la embajada de Francia en Syldavia

Gautier Mignot - 24 septembre 2014

Partager

Partager

Toutes les versions de cet article : [English] [Español] [français]

El tiempo en el que los embajadores y los cónsules generales eran los únicos que tomaban decisiones en las misiones diplomáticas ha pasado. Hoy se evalúa a todos los diplomáticos, incluidos los jefes de misión. Es lo que se conoce como la evaluación de 360º. La Inspección General del Ministerio francés de Asuntos Exteriores también lleva a cabo regularmente inspecciones en profundidad.

Aviso : cualquier parecido con alguna inspección llevada a cabo en la realidad es mera coincidencia…

Llegada a Syldavia

Es una mañana fresca de lunes y una leve niebla cubre el aeropuerto de Klow, capital de Syldavia. Tres siluetas bajan del avión. Son inspectores del Ministerio francés de Asuntos Exteriores recién llegados de París. ¿Su misión ? Inspeccionar la embajada de Francia ante el Reino del soberano Ottokar IV.

El primer consejero los recibe y son acompañados a la embajada. Apenas han dejado sus maletas en las habitaciones de la residencia del embajador, empieza la reunión preliminar con el embajador. El ambiente es un poco tenso. Hace unos meses se sometió al embajador a una « evaluación de 360º » con resultados poco satisfactorios.

Cada año se somete a los embajadores a esta evaluación : se pregunta a los directores del Ministerio relacionados con el embajador y también, de forma anónima, a sus colaboradores por el desempeño del jefe de misión en todos los ámbitos, desde la gestión del equipo de trabajo hasta el trabajo político pasando por sus cualidades interpersonales en sus relaciones con los interlocutores locales.

Hace poco el Ministerio decidió poner fin a la misión de un embajador que había recibido una evaluación negativa y dos informes de inspección desastrosos. Por ello, hace dos semanas, nuestro embajador en Klow recibió con cierto nerviosismo la noticia, por telegrama diplomático, de la llegada de los inspectores.

Un maratón de reuniones

Pero durante las primeras horas de la inspección, el ambiente se va relajando : las primeras entrevistas individuales de los inspectores con los miembros de la misión dan a entender rápidamente que el embajador ha aprendido la lección de la evaluación de 360º y que su estilo de gestión ha mejorado mucho.

Además, ha adoptado medidas enérgicas en materia de diplomacia económica, una prioridad del Ministro, como confirman a los inspectores los principales empresarios franceses en Syldavia el día siguiente.

Los embajadores de Alemania, Reino Unido y el jefe de la Delegación de la Unión Europea, con los que también se entrevistan los inspectores, emiten un juicio igualmente positivo sobre la acción de nuestra embajada y sobre su papel en la concertación europea en el país. Los inspectores aprovechan para comparar el dispositivo y los medios empleados por estos con los que desplegamos en Syldavia.

La misión de los inspectores continúa : pasan revista a los distintos servicios de la embajada

La segunda mañana de la inspección empieza con una reunión con el personal syldavo o francés contratado localmente. Unos breves intercambios bastan para ver que hay un déficit importante de diálogo social en la misión. A pesar de que los sueldos son muy inferiores a los que se pagan en las otras embajadas europeas en Syldavia, los responsables de la embajada no han tomado ninguna iniciativa para responder a las reivindicaciones del personal y plantear el problema al departamento. La inspección propondrá que se lleve a cabo un estudio para cuantificar el desfase salarial y proponer una revalorización de los índices salariales.

El servicio de visados

El servicio de visados de la sección consular, al que acuden muchos turistas syldavos que quieren ir a ver la torre Eiffel, funciona bien.
Los inspectores prestan una atención especial al respeto de los procedimientos porque recientemente han corrido por internet rumores de corrupción : verifican de forma aleatoria algunos expedientes de solicitud de visados, comprueban que cada expediente es tratado por dos personas como mínimo, verifican que los responsables de la misión llevan a cabo controles sorpresa y regulares. También se aseguran de que se tratan las solicitudes en un plazo de unos pocos días –es algo que ha pedido específicamente el ministro– y de que el trato a los solicitantes de visados es correcto.

El servicio de cooperación y acción cultural

Por su parte, el consejero de cooperación y acción cultural transmite a los inspectores sus preocupaciones : cada año disminuye de forma significativa la partida presupuestaria destinada al servicio de cooperación ; el liceo franco-syldavo, saturado, debe imperativamente encontrar una nueva localización para poder ampliarse y la financiación necesaria para ello ; además, el Instituto Francés de Syldavia, cuyos cursos de francés tienen una gran demanda y cuya programación cultural gusta mucho al público local, no hace suficientes esfuerzos para asociarse con otras instituciones culturales syldavas o extranjeras y con las empresas francesas.

El servicio de gestión

Tampoco hay nada que decir sobre la gestión de la embajada o de la residencia : las cuentas están al día y los cuadros de gestión muestran que el dinero devuelto al embajador corresponde a sus gastos en las recepciones. El embajador tiene un vehículo que ha comprado con su propio dinero para sus desplazamientos privados y para los de su esposa. Ha contratado a una empleada del hogar para la parte privada de la residencia a la que paga él mismo.

Los edificios de la embajada

Por último, los inspectores visitan el conjunto de bienes inmobiliarios franceses para identificar cuáles de ellos se podrían vender. Desde hace varios años, el Ministerio de Asuntos Exteriores ya no dispone de préstamos para la construcción o para grandes obras inmobiliarias : sus únicos recursos proceden de la venta de inmuebles o de terrenos y la mayor parte de lo que se podía vender ya se ha vendido.

En Syldavia, el edificio que linda con la embajada en el que se alojan parte de los empleados (que pagan un alquiler al Ministerio del Presupuesto) está en un estado lamentable. Los inspectores estudian con el jefe del servicio común de gestión de la embajada la posibilidad de cerrar un acuerdo de asociación público-privada con un promotor que construya, como en Tokio, un edificio más decente para alquilarlo y, a cambio, nos proporcione unos pisos nuevos.

Vuelta de los inspectores

La misión de cuatro días de los inspectores ha terminado y estos mantienen con el embajador una reunión final, antes de marcharse a Szohôd, capital de la vecina Borduria, donde van a inspeccionar una misión diplomática dirigida desde hace algunos meses por una diplomática que ocupa su primer puesto de embajadora (se inspecciona casi sistemáticamente a los « embajadores primerizos »).

GIF - 1020 ko
Quand on fuit la délégation syldave et qu’on tombe sur la délégation bordure au grand complet.
(Source : Chroniques diplomatiques)

De vuelta a París, los inspectores redactarán en los días que siguen un informe de inspección en el que incluirán sus recomendaciones. Estos informes los leen las más altas autoridades del departamento, empezando por el ministro que, a menudo, los anota y da instrucciones para que se tomen medidas. Seis meses más tarde, las dos embajadas y los servicios del ministerio deberán dar cuenta de la aplicación de las recomendaciones de la inspección. Si persisten problemas graves –lo que rara vez sucede–, se puede mandar una nueva inspección que, por lo general, es la antesala de medidas más contundentes.

La inspección : una manera apasionante de entrar en el mundo de las embajadas

Las inspecciones arrojan luz sobre la diversidad de nuestras representaciones diplomáticas, cuyo tamaño y cuyas misiones varían enormemente en función del contexto local y de las relaciones que mantiene Francia con el país receptor. Estas inspecciones, llevadas a cabo por unos quince inspectores que son, a su vez, diplomáticos experimentados y que a veces trabajan con inspectores de otros ministerios, permiten comprobar, en la inmensa mayoría de los casos, que nuestras embajadas funcionan de forma eficaz y sacan el mejor partido de los recursos limitados de que disponen, muy lejos de los clichés de las « recepciones del embajador con champán y Ferrero Rocher »...

Partager

Partager

786 vues


Mot-clé :

Publier un commentaire

modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message


MENTIONS LÉGALES & INFOS PRATIQUES

Tous droits réservés - Ministère des Affaires étrangères et du Développement international - 2017