Accès rapide :

"Vino y diplomacia"

Etienne Rolland-Piègue - Séoul, République de Corée - 3 mars 2014

Partager

Partager

Toutes les versions de cet article : [English] [Español] [français]

Corea, al igual que una buena parte de Asia, celebra en 2014 el año del caballo. [Esto representa] una buena ocasión de consultar en los sitios de venta [de vinos] el precio de una botella de “château Cheval Blanc” (bodega del caballo blanco) para mis regalos de Año Nuevo. ¡Lástima que supere tanto mi presupuesto ! Me fijo entonces en el segundo vino, “Le Petit Cheval”, (el caballito) y para mis contactos principales, elijo otro [vino] Saint-Émilion, el “Cheval Noir” (caballo negro), mucho más abordable y con una refinada silueta equina en la etiqueta.

¿Soy el único que elige el vino en función de la etiqueta ? Al parecer, no. Un colega me dice que en la corte del rey de Tailandia se sirve el “Cos d’Estournel”, un [vino] Saint-Estèphe cuyas bodegas tienen unas torres en forma de pagoda que también aparecen en la etiqueta. Los chinos aprecian todos los vinos que tienen un motivo de dragón, desde el Saint-Julien “Château Beychevelle”, cuya etiqueta tiene una embarcación con una quimera en la proa, al Côtes-de-Provence “Domaine du Dragon” (propiedad del dragón) o el segundo vino de la bodega Quintus, “Le Dragon de Quintus” (el dragón de Quintus).

Consideraciones gastronómicas y protocolares

Un amigo periodista, Megumi Nishikawa, escribió varios libros sobre las costumbres diplomáticas y, más específicamente, sobre el protocolo de las cumbres. Desgraciadamente sus obras sólo se publicaron en japonés pero sus títulos son explícitos : La mesa del Elíseo, Vino y diplomacia, La diplomacia de los banquetes. Vuelvo a las notas que tomé al leerlos y me concentro en los pasajes siguientes :

“La elección del vino no depende sólo de criterios gastronómicos o pecuniarios. Una botella es un símbolo destinado a marcar un acontecimiento dándole un toque histórico o cultural que puede impresionar a los huéspedes extranjeros. La añada 1989, especialmente indicada para las celebraciones republicanas de conmemoración de la Revolución Francesa, sirve también para recordar, en otras circunstancias, la caída del Muro de Berlín. En los banquetes franco-alemanes suele servirse el Corton-Charlemagne, un gran vino blanco de Borgoña de la Côte- de-Beaune, que va muy bien con las entradas pero también sirve para evocar al emperador carolingio que instaló su capital en Aquisgrán. Los vinos que se sirven en la Casa Blanca evocan el carácter pluriétnico de esa nación : George W. Bush servía un vino llamado “Mi Sueño” (de Rolando Herrera, un jornalero convertido en bodeguero) a su huésped mejicano Vicente Fox, a comienzos de septiembre de 2001 ; otro, llamado Mitsuko (como la esposa japonesa del bodeguero del valle de Napa, propietario del “Clos Pegase”) al Primer Ministro japonés Jun-ichirô Koizumi en junio de 2006 ; y un vino de los viñedos Stag’s Leap, fundado por Warren Winiarski (cuyo apellido significa en polaco “hijo de viticultor”) para la visita de Estado del Presidente de Polonia Aleksander Kwasniewski, en julio de 2002.

Decididamente, el vino y la diplomacia hacen una buena pareja. Recuerdo la tarjeta de navidad que hizo la Embajada de Francia en Tokio hace unos años : un dibujo autografiado de los autores de Las Gotas de Dios, el manga que popularizó la enología entre un nuevo público en el Japón y más allá de sus fronteras. ¿Ese manga existe también en coreano ? Sí, para encargarlo, basta con un simple clic del ratón en el sitio de Amazon.

PNG - 278.5 ko
Carte de voeux de l’ambassade de France au Japon 2008
The Drops of God / Tadasi Agi / Shu Okimoto / KODANSHA

Quizás me convendría hacer mis compras con antelación para el año entrante. A ver, después del caballo, ¿cuál es el animal que sigue en el horóscopo chino ? Ah, sí, la cabra. Una rápida búsqueda me permite descubrir un vino Côtes-du-Ventoux, “La Ferme Julien”, con un lindo dibujo caprino [en la etiqueta], así como otros vinos con un nombre propicio : la “Réseve de la chèvre noir” (reserva de la cabra negra), un borgoña ; “Le Brin de chèvre” (el pelo la cabra) ; “Le Bouc à trois pattes” (el carnero con tres patas), entre otros. ¡Apostemos por que sus ventas aumenten en Asia en 2015 !

Partager

Partager

1948 vues


Commentaires

  • Qué rico ! Este chico me parece tener mucho tiempo libre... Que lo disfrute !

    6 mars 2014, 11:16, par soulman

    Répondre à ce message

Publier un commentaire

modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message


MENTIONS LÉGALES & INFOS PRATIQUES

Tous droits réservés - Ministère des Affaires étrangères et du Développement international - 2017