Accès rapide :

Ya pintaba antes de ser diplomática

Nathalie Beras - Quai d’Orsay, Paris, France - 13 février 2016

Partager

Partager

Toutes les versions de cet article : [English] [Español] [français]

Cuando asumí mi cargo a Sotheby’s en 2010 en el departamento de arte ruso, descubrí un mundo que combina la pasión por el arte con precios récord por cuadros de los artistas más codiciados gracias a la magia de las subastas.

Me cautivó inmediatamente la proximidad de los peritos con las obras de arte, ya que hay que tocar una tela o un bastidor, escrutar una obra en papel con lupa para determinar su autenticidad. Como todos, estaba acostumbrada a ver los cuadros en los museos desde una distancia de seguridad y con cierta sacralidad, y la primera vez que mi compañero del Departamento de Cuadros Antiguos me puso un Fra Angelico entre las manos, entendí que acababa de cambiar de universo.

Me esperaba otra sorpresa a la que mi carrera de funcionaria no me había preparado : la de las subastas acaloradas en las que los cuadros alcanzan varios millones en pocos minutos al teléfono y en las que los grandes museos del mundo se pelean con clientes privados por comprar las obras más hermosas. Nada me predisponía a bucear en la vida de una multinacional estadounidense que cuenta con salas de venta y oficinas en todo el mundo, cuya estrategia de márquetin es global y que vende las obras que le encargan allí donde se encuentren los compradores, en cualquier continente. Sin embargo, el conocimiento del ruso y de la zona convencieron a Sotheby’s de contratarme y me dieron esta oportunidad única de vivir una experiencia profesional original. Es cierto que el año anterior había cursado un máster en Mercado del Arte para familiarizarme con estos oficios, pero mi carrera como diplomática y mis competencias en negociación también sedujeron al grupo. La situación no se prestaba al optimismo cuando a partir de la primera semana vino el primer cliente a preguntarme si el experto en arte ruso, que era yo, podría autentificar en su presencia un cuadro de Marie Vassiliev y darle una estimación. Me sentí muy sola y me di totalmente cuenta del camino que me quedaba por recorrer para convertirme en una experta reconocida.

  • image diaporama -
  • image diaporama -
  • image diaporama -
  • image diaporama -

¿Qué significa que se venda en Sotheby’s un cuadro como el Retrato del Doctor Paul de Modigliani por 13 millones de euros en 2014 en París ? Significa que nuestro atractivo también está presente en el mercado del arte. En el Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional trabajamos fundamentalmente con el turismo, la gastronomía, las empresas innovadoras y la investigación más avanzada. Pero nuestra influencia también depende de nuestra capacidad para atraer a los grandes coleccionistas más influyentes a París. El mercado francés es dinámico porque se basa en un patrimonio histórico de obras de arte muy importante, pero cada vez depende más de los clientes internacionales. Tenemos con Drouot una marca paraguas histórica que reúne a 70 subastadores independientes con grandes nombres como Tajan. Sin embargo, nos falta un gigante nacional cuyo tamaño permitiría organizar en Francia grandes ventas internacionales, aunque Artcurial avanza con regularidad detrás del dúo de cabeza de Sotheby’s y Christie’s. Los actores franceses, ya sean casas de subastas, galerías o museos, deben adaptarse a los cambios acaecidos en el mercado del arte desde hace 10 años : los compradores proceden de Estados Unidos y Europa, pero también, y cada vez más, de Asia, de Oriente Próximo y de Rusia. Se han abierto más de museos entre 2000 y 2015 que durante los siglos XIX y XX y en un momento en el que se habla de industria o de turismo de museos, tenemos un papel claro que desempeñar.

¿De dónde me viene esta voluntad de vivir una experiencia profesional tan atípica ? Mi pasión por el arte es antigua, pero ha ido aumentando a lo largo del tiempo para imponerse como una evidencia. Ya pintaba antes de ser diplomática, pero mi inmersión prolongada en Sotheby’s en un universo de artistas, coleccionistas y expertos en arte, me incitó a reafirmar mi compromiso artístico. De tanto examinar los cuadros de los otros, quise reivindicar esta identidad de pintora. Empecé como se suele empezar por pintura figurativa, pero desde 2002 mi estilo ha evolucionado hacia la abstracción.

Del 22 de octubre al 5 de noviembre que viene expondré por primera vez en París, en la Galerie de Buci, 20 cuadros que ilustran las influencias múltiples de mi trabajo : las de Gerhard Richter y las de mi carrera como diplomática por todo el mundo. La tela cuadrada se impone como el receptáculo de visiones empíricas que salpican mi cultura procedente de Rusia y Asia Central : las vidrieras que reflejan tonos dorados, la rica paleta de los ikats de Uzbekistán o los colores de los azulejos de las mezquitas del Turkestán. Será un placer compartir este viaje a la creación contemporánea y los colores de países lejanos durante la inauguración el jueves 22 de octubre de 18:00 a 21:00.

Partager

Partager

332 vues


Publier un commentaire

modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message


MENTIONS LÉGALES & INFOS PRATIQUES

Tous droits réservés - Ministère des Affaires étrangères et du Développement international - 2017