Acceso rápido:

Cómo grabé a diplomáticos - Cómo se hizo el documental web sobre la diplomacia

Pierre Tringale - 21 de mayo de 2015

Compartir

Compartir

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español] [français]

Si alguien me hubiera dicho antes de llegar al Ministerio francés de Asuntos Exteriores que iba a acabar en un vehículo de la comitiva oficial del presidente chino subiendo por los Campos Elíseos vacíos, sintiendo el impulso de saludar como la Reina de Inglaterra a todos los curiosos que fotografiaban mi coche, no le habría creído. Si además me hubiera dicho que un día acabaría siguiendo a diplomáticos franceses y etíopes por los pasillos del Palacio de las Naciones en Ginebra o que escucharía a estudiantes chinos cantar Marie Laforêt en un restaurante de Shanghái, le habría mandado a consultar a un especialista.

He de decir que no tengo el perfil clásico de un empleado del Ministerio francés de Asuntos Exteriores: antes había trabajado en el mundo de las artes escénicas, estaba a años luz del mundo de la diplomacia. Al trabajar como director de cine para el Ministerio francés de Asuntos Exteriores, he descubierto un mundo que ha desmontado la mayoría de clichés que tenía sobre los diplomáticos.

El objetivo de este documental web era mostrar el día a día de estos trabajadores en la sombra que se mueven entre bambalinas a favor de la acción exterior de Francia. Había que elegir a personajes con oficios y perfiles variados, no a embajadores. Decidimos incluir a un negociador en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, a una agregada de cooperación universitaria en Shanghái, a un agregado de asuntos sociales en Brasilia y a dos miembros del Protocolo en París.

Durante las semanas en que recorrimos el mundo para grabar a estos diplomáticos, aprendí:

  • que los negociadores en la ONU caminan muy rápido. Seguimos a uno durante varios días como los patitos detrás de su madre, de una sala de reunión a la sala plenaria, entre llamadas de teléfono, pasando de un tema a otro y de un interlocutor a otro, hablando del Tratado sobre el Comercio de Armas o de una resolución de condena del uso de armas químicas en Siria;
  • que sí, que Céline Dion o Marie Laforêt pueden ser herramientas pedagógicas estupendas para enseñar francés a los chinos;
  • que la ayuda social francesa no conoce fronteras: en Brasil, he visto a diplomáticos desvivirse para ayudar a franceses encarcelados;
  • que nunca hay que abandonar una comitiva presidencial: durante la visita del presidente chino, se me ocurrió pasar por mi oficina a por una batería para la cámara. Mala idea. Creía, inocente de mí, que podría incorporarme fácilmente a la comitiva en la siguiente parada. Craso error. Los policías que mantenían el cordón de seguridad no dejaban pasar a nadie y mucho menos a alguien armado con una cámara. Después de un momento de tensión y de unas diez llamadas, un alto oficial del ejército me abrió el camino metiéndome prisa porque la comitiva iba ya por el puente Alexandre III. Recordaré durante mucho tiempo aquel sprint, con la cámara y el trípode debajo del brazo, corriendo hacia el patio de los Inválidos con la presión del ruido de los cascos de los caballos de la guardia republicana al galope detrás de mí. Para llegar, sin aliento, un tanto desaliñado por cargar con la bolsa de material, delante de los Inválidos y encontrarme prácticamente de bruces con François Hollande, que esperaba al presidente chino. Tras una mirada amablemente burlona del presidente francés, un militar me condujo rápidamente a la zona reservada para las cámaras y pude reanudar mi rodaje.

Estos detalles no son más que anécdotas, porque entendí sobre todo que la imagen de «ferrero rocher» asociada a la diplomacia no tiene nada que ver con el trabajo de los 15.000 empleados del Ministerio de Asuntos Exteriores. Y aunque los diplomáticos siguen siendo una raza especial, este documental web refleja la visión que tengo (ahora) de la diplomacia, lejos de los clichés, sobre el terreno y en acción.

Compartir

Compartir

959 vistas


Palabra clave:

Comentar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje


MENCIONES LEGALES & INFORMACIONES PRATICAS

Todos los derechos reservados - Ministerio de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional - 2019